Archivo de la categoría: Instinto

Cinco vinos

  Cinco vinos tintos, excesivamente tánicos, se encargan de recordarnos que los tiempos van despacio, que hasta el rabo todo es toro, que dios aprieta y ahoga, pero también se encargan de decirnos, al oído y como silbando, que las … Seguir leyendo

Publicado en Instinto, poesía, Uncategorized | Deja un comentario

Como si fuera fácil

Como si fuera fácil, resetear en tu ombligo las malditas congojas que anidaban mi esencia.   Como si fuera posible percibir los susurros que resuenan mi estancia de los días aún felices.   Como si aleatorio fuese recordar tus mejillas … Seguir leyendo

Publicado en Instinto, poesía | Deja un comentario

Tres segundos

La tía. Tenía los ojos más bonitos que sus tetas, y eso ya era mucho decir. Unos ojos verdes, iluminados, unos ojos como si vivieran permanentemente esperando una Noche de Reyes. Y sus tetas. Sus tetas. Hambrientas, delicadas, corteses, sencillas, … Seguir leyendo

Publicado en De mis favoritos, Instinto | 4 comentarios

Palmira

  Eres, con tus ojos de gata dilatados como de eme. Yo voy, con la polla dura y el corazón tan blando.   Cuarentaytres con naranja, vodkaredbull, cuadros y rayas, el amor sin tu sexo, nunca mezclaron bien.   Son tus tetas … Seguir leyendo

Publicado en Instinto, poesía | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Ganas (y un puñado de polvos)

Que dan ganas, de aguantar el recuerdo, de agarrarse a la rama, de contar las heridas.   De aferrarse al tropiezo de coger tu cintura, de morderte la esencia, de arrancarte a jirones.   De meterme en tu cuarto, de … Seguir leyendo

Publicado en Instinto, poesía | Etiquetado , , , , , , , | 2 comentarios

Sin miedo al alcance

Y despertarse un día, salir de la cama ponerse a hacer fotos, sin freno posible, sin miedo al alcance.   A los perros, a las perras, a las cosas, a los todos, hasta gastar la memoria, hasta llenar los espacios. … Seguir leyendo

Publicado en Instinto, micropoesía, poesía | Etiquetado | Deja un comentario

Primavera

De modo que ahí estabas. Como los juncos en el río o la jara en el camino. Allí seguían las amapolas y las flores del campo que, como sabes, son las que más me gustan. Hice un ramillete con ellas … Seguir leyendo

Publicado en Instinto, microcuento | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario