Como si fuera fácil

Como si fuera fácil,

resetear en tu ombligo

las malditas congojas

que anidaban mi esencia.

 

Como si fuera posible

percibir los susurros

que resuenan mi estancia

de los días aún felices.

 

Como si aleatorio fuese

recordar tus mejillas

de miel y motas sembradas,

turbios anhelos.

 

Como si azaroso fuera

arrojarme en empeños

decidir el destino,

amanece en Oporto.

 

Y si aquello lo fuera,

y si fuera tan fácil.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Instinto, poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s