Ganas (y un puñado de polvos)

Que dan ganas,

de aguantar el recuerdo,

de agarrarse a la rama,

de contar las heridas.

 

De aferrarse al tropiezo

de coger tu cintura,

de morderte la esencia,

de arrancarte a jirones.

 

De meterme en tu cuarto,

de que abramos un vino,

de metértelo todo,

de salir a tu encuentro.

 

Pero ya sólo quedan

unos cuantos abrazos

un puñado de polvos

un noquieroynopuedo

 

Porque ya sólo quedan,

el naufragio y los restos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Instinto, poesía y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Ganas (y un puñado de polvos)

  1. Lady lilith dijo:

    Polvos mágicos de campanilla taciturna. Qué asco cuando se estanca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s