Sin miedo al alcance

Y despertarse un día,

salir de la cama

ponerse a hacer fotos,

sin freno posible, sin miedo al alcance.

 

A los perros, a las perras,

a las cosas, a los todos,

hasta gastar la memoria,

hasta llenar los espacios.

 

 Hasta que no quede otra,

que borrar, y borrar lo borrado,

hasta que no haya más fotos,

hasta que ya no estés tú.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Instinto, micropoesía, poesía y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s