Ni en sueños

Hoy me pasó una cosa un tanto extraña.

Soñé que hablaba con mi padre por teléfono durante un largo rato. Le contaba todas las cosas que habían pasado en los últimos tiempos en el Valencia,  el equipo de fútbol de nuestras vidas.  Le contaba lo del nuevo dueño de Singapur,  le conté lo del Negredo, vaya crack que tenemos, le conté lo de Alcácer en la selección española , lo de Rodrigo, lo de Nuno y lo de Otamendi, vaya bestia.  Le contaba muchas cosas, y mi padre me preguntaba sorprendido. Le seguí hablando animadamente por teléfono. Le dije también que habíamos vendido a Mathieu al Barça por veinte millones. Veinte millones, papá. Por un lateral del que nos reíamos siempre. Veinte kilos. En ese momento, no sé si por el shock, se quedó callado. No volvió a hablar más. Veinte kilos. Debió pensar: ni en sueños. Me vi entonces, hablando solo, sin nadie al otro lado. Su voz se fue.

Fue en ese momento cuando, de repente, me di cuenta de que hacía mucho tiempo que ya no estaba.

Más tarde, soñé que robábamos un banco.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Micro-relato y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Ni en sueños

  1. Sugar dijo:

    soñando y sin soñar. nunca dejes de hablarle, porque él nunca ha dejado de escucharte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s