El hueso de tu pubis

Y que a veces las montañas rusas suben y bajan con tanta rapidez/

Y suben tan alto/

Que no sabes si agarrarte con más fuerza a la barra/

O desabrocharte el cinturón y dejarte caer /

Al vacío y sin red/

O a la red con tu vacío/

Si quedarte gritando en vagones fugaces/

O esperar  la foto del pánico del parque de atracciones/

Porque están tan altas/

Esas montañas/

Los triples saltos, inmortales/

Como tú, como yo/

Loopings, raíles desvencijados, la antítesis de tus pechos/

Tan altos, tan rusos, tan bonitos/

Si dejarme caer o agarrarme con más fuerza/

Al hueso de tu pubis/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Erótico, poesía y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s