Vendaval

La metaincapacidad de la hoja en blanco llevada al teclado y a la pantalla. La metahistoria.

Qué pena no tener una botella de algo en el cajón. Como si sirviera de algo para el caso que nos ocupa.

Como si no te llegara la sangre a la cabeza. Como si no llegara la sangre al río.  Siempre será mejor que llegue la sangre al río a que no te llegue la sangre a la cabeza. Admitámoslo.

Esto último significaría que me estoy ahorcando.

Y no es verdad.

Ni sería plan.

Quedémonos en el hecho de que hace sol y de que no llegó la sangre al río. Parece abril. Las chicas han despertado de su letargo y yo del mío. Sus faldas tienen vuelo y con este aire todo es posible. Hay cristales transparentes ahí arriba. Al final tendré que inventarme esa botella de algo del cajón y brindar por días como este, en los que enero parece abril.

Y quizá, disimuladamente, mire a través de los cristales aprovechando este bendito vendaval.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Instinto, Micro-relato y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Vendaval

  1. 7stormy dijo:

    Por fin!! Esto sí era metaincapacidad… Brindo por los lunes de sol y actualizaciones!

  2. G.B. Erico dijo:

    Yo brindo por la sangre fluyendo por tu cabeza. Sería un placer encontrarme un día contigo y compartir ideas, textos, cervezas.

    • Gracias Erico. De los brindis más bonitos que han hecho nunca por mí :). Cómo va la beca? Echamos de menos tus actualizaciones. Pues cualquier día nos juntamos con una cervezas y la cabeza fluyendo! Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s