Pegajoso

Y hubo un momento, cuando estaba en lo alto/

Que creyó que su corazón se había vuelto un búnker/

Que sintió que nada le traspasaría, que la vida ya no podría follarle más veces/

Él era quien se follaba a la vida, se jactaba/

Era él el que se corría encima de ella/sin avisar

Se creyó un dios con el bastón de mando, se creyó en la sala de máquinas/

Pero las botellas semivacías de cervezas vuelven a invadir su habitación/

Descubriéndole una fisura en su búnker, imprevista, fugaz y traicionera/

Nadie le advirtió de que la ventana que a veces se abre cuando una puerta se cierra/

Puede volverse  a cerrar por un inesperado golpe de viento/

Haciendo un ruido ensordecedor que hace caer con violencia un cuadro de la pared/

Y hoy, desde un poco más abajo, casi en contrapicado, decide que lo mejor es dormir/

Que mañana será otro día/

Y la habitación sigue llena de cervezas, y el suelo pegajoso/

Lo limpiará mañana/

Nunca debió mirar desde tan arriba/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De mis favoritos, Erótico, poesía y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pegajoso

  1. INSOMNE dijo:

    Creo que tu adn y el de Bukowski comparten cromosomas. Seguro.
    Felicidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s