A una madre

Allí, sentada en la silla acolchada/

Mirando en derredor /

Como si nada hubiera pasado/

Como si nada fuera a pasar/

Nunca jamás/

Y su madre yace allí, a su lado, inerte/

Sonriente y maquillada para este día/

Con sus gafas de cerca encima de la mesa/

Y el móvil apagado/

Con todo el bullicio y el caos alrededor/

Y siempre la querrá como a nadie en el mundo/

A nadie/

Jamás/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en poesía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s