En un momento

Y en un momento dado/

me descubrí, abrasado por el sol/

oliendo los pétalos de las rosas blancas, otra vez/

y es ahora, follando entre trigales/

deslumbrado y sin más ropa que tus espigas/

cuando me abraso/

y ese sol me recordó a la primavera/

y a las espinas de las rosas que no te di/

y aquí me tienes/

otra vez/

con el reflejo del trigo en tu sexo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Instinto, poesía y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s